Madrid

Alquilando piso en Madrid. Guía práctica

Mayo 24, 2017
piso alquilar

Ya contaba mi experiencia en este otro post sobre alquilar habitación en Madrid. Es que cuando nos dimos cuento, luego de 6 meses en España, ya ambos teníamos trabajo, así que tras pensarlo mucho, ver precios, visitar algunos pisos, nos decidimos a alquilar un apartamento sólo para nosotros.

¿Cómo lo decidimos?

La verdad estábamos bien viviendo en la habitación, pero llega un momento en que quieres hacer cosas en casa, tardar más tiempo en la cocina, estar solo o pequeñas cosas que hacen tu vida más cómoda y que no podíamos satisfacer donde nos encontrábamos. Así que comenzamos a buscar sin pensar en alquilar pronto ya que no teníamos los ahorros suficientes para hacerlo.

Preguntamos y visitamos algunos, pero siempre hay algo que falla, desde malas condiciones de la vivienda, hasta el hecho de no aceptar mascotas, pisos sin ascensor (en plantas altas) o mini espacios inhabitables (sí, los hay); otros podían tener condiciones nada favorables para el que alquila como una fianza desorbitada de 2 o 3 meses, pagos por gestión para inmobiliaria o depósitos de reserva que no son nada confiables. Un buen día sin mucho pensarlo apareció un piso cercano al trabajo de ambos y que pintaba bien.

Vamos a alquilar, pero…

El caso es que vimos el piso, estaba muy bien y se veía decente en comparación a otros que vimos, era una planta interior, pero para comenzar, no estaba mal, además de estar en una buena zona y como dije, muy cerca de nuestro trabajo ¡incluso podíamos ir caminando!. Todo estaba bien, excepto porque era gestionado por una “inmobiliaria”.

Coloco la palabra entre comillas porque era un hombre, que no nos dió su tarjeta, sino que se presentó con su nombre y poco más. Nuestro fallo es que estábamos tan emocionados que no prestamos atención a esto y realmente la gestión se convirtió en un suplicio porque no teníamos confianza en este señor. Pasamos 15 días de angustia porque la oferta era tan buena que no queríamos dejarlo pasar y habíamos pagado por su “servicio” con tal de que reservara el piso para nosotros. Claro que lo hicimos en el banco y era algo más o menos seguro, pero viniendo de Venezuela, creo que es comprensible que estuviéramos preocupados de alguna estafa *No hacer esto jamás!*

Consejo: Si les interesa un piso, pidan todos los datos del agente inmobiliario, nombre de la inmobiliaria, todo, así estarán más tranquilos y no pensando en si fueron timados o no…no sean como nosotros 😀

¿Qué hay que saber antes de alquilar?

Primero visita. Visita muchos, así no vayas a alquilar, simplemente por ver, por conocer las condiciones y para que estés mucho más confiado para cuando encuentres tu apartamento ideal.

No hay que tener miedo de preguntar ni de buscar todos los detalles en internet, es lo mejor que se puede hacer. También hay que procurar ser muy cauteloso y sobre todo contar con un dinero extra. El dinero, además de resolver y tener certeza de todas tus dudas, es parte importante – como no – de este proceso, así que debes tener al menos 4 veces la cantidad del alquiler mensual del piso que quieres para asegurar la fianza (a veces piden 1,2 o 3 meses de fianza, pero lo legal es un mes), la comisión de agencia (si aplica, a veces no hay agencia de por medio), el pago del primer mes y dinero para tu manutención por supuesto, no vas a quedarte en la carraplana más cruel.

Pregunta antes de alquilar:

  • Alta de Suministros ¿Quien lo paga? Los suministros son Teléfono, internet, agua, luz, gas: Normalmente no debes hacer el alta a los servicios básicos como agua, luz o gas, pero probablemente el dueño del piso te pedirá tus datos y número de cuenta para afiliar los servicios que serán cobrados cada mes o cada dos meses directamente allí. Seguro si quieres teléfono, internet o tele por cable, tendrás que buscarlo en alguna de las compañías que ofrecen estos servicios individuales o en paquetes.
  • ¿Cómo son los vecinos?: En parte esto es importante. Puede ser que tengas vecinos ruidosos o desagradables que restan convivencia a tu futura estancia. No está de más preguntar por este tema si eres susceptible a vecinos molestos.
  • Detalles o desperfectos de la casa: Fotografía o deja constancia en el contrato de los detalles que veas en la casa y házlo saber, puede que consigas una rebaja o un nuevo electrodoméstico si la casa no está en condiciones.
  • ¿Tiene Caldera o calentador?: Importante para el invierno. Si no quieres congelarte con una ducha fría, pregunta por la caldera. Es poco probable que una casa no lo tenga, peeero…
  • ¿Está amueblado o sin amoblar?: Esto depende de tus necesidades. Puede que tengas mobiliario de alguna mudanza anterior o de un regalo o puede que no tengas absolutamente nada o muy poco y por tanto prefieres el piso amoblado. Esto queda a discreción de cada quien.
  • ¿Hay humedad? ¿Tiene buena iluminación?: Una vez fui a un piso que estaba en un semi-sótano. Si, los semi-sótanos también pueden alquilarse 8aunque no deben, necesitan un permiso) pero este piso tenía una humedad que se percibía a kilómetros de distancia. Hay que tener mucho cuidado ya que no es algo que pasa desapercibido. Si te importa la cantidad de vitamina D que absorbe tu cuerpo tal vez te convenga un piso iluminado, sino, los pisos interiores, aunque menos iluminados a veces son más económicos….solo digo.
  • ¿Es un piso alto o bajo?: Aquí también influye el tema iluminación, mientras más alto, más luz. Dicen que a veces los pisos más bajos son susceptibles de ser robados, pero bueno, viviendo en España, no creo que sea algo que suceda a menudo. Creo que esto depende de cada quien. ¡No olvidar preguntar por el ascensor! (En caso de que vivas en un piso alto, creo que es necesario)
  • ¿Que incluye la renta mensual? Atención con la comunidad y pago de basura: El pago de la basura debería pagarlo el inquilino por un tema de que el casero no bota basura, pero tu si. La comunidad sí que debe ir a cuenta del dueño del piso, pero hay casos de casos.
  • Tiempo de contrato y cláusulas de rescisión: Atención al leer el contrato y cada claúsula. Normalmente hay 30 días para “probar” el piso y ver como va todo, pregunta que incluye el contrato, que tiempo tienes para decidir no seguir con el contrato o las cláusulas del casero en caso de que debas desalojar la vivienda. Déjalo todo muy claro, incluyendo varios de los puntos que hay aquí.
  • ¿Aceptan mascotas?: Al ser los perros muy ruidosos y desastrosos, puede que los dueños no permitan animales. Si quieres tener animales, atención a esta condición.
  • Inventario de los bienes y las condiciones de los mismos: En el contrato se debe dejar claro – en caso de que el piso esté amueblado – el mobiliario presente y las condiciones de los mismos. Prueba todos los elementos en la casa para estar más seguro.
  • Subarrendar: Esta es una práctica común en España, pero algunos dueños no la permiten. Pregunta a tu casero si puedes hacerlo o verifica si en el contrato hay alguna cláusula que lo prohiba.
  • ¿Se permite hacer cambios en la casa?: El dueño siempre os dirá si es posible hacer obras o pequeños arreglos en casa. Pregunta.
  • Costos aproximados de Agua y Energía: Esto os dará una idea del gasto total mensual. Para que no te cojan desprevenido deberías consultar el costo aproximado de estos servicios.
  • ¿Quién se hace cargo de las averías?: Todo esto depende. En algunos casos seguro corresponde al inquilino pagar por alguna avería menor, pero en el caso de daño estructural, si que corresponde al dueño velar por la reparación. Todo esto, se debería apuntar en el contrato, como todo.

 

¿Te parece útil esta info? ¿Qué tal ha ido la experiencia alquilando en España? ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge