Belleza Ramdom | Retos y Tips

Belleza para Smarties: El protector solar

septiembre 5, 2018

La última vez que hice un “Belleza para smarties” (última y primera jajajajaja) fue en Febrero. Debería darme vergüenza, porque prometí convertirla en una sección y hacer al menos un post de estos cada mes. ¿Sabéis qué? no sucedió y por eso no hay que andar prometiendo cosas con la boca suelta por allí, hay que actuar y después hablar. Seguro esto último es algún dicho griego de esos popularizados por alguno de los hipster filósofos del momento. En fin, es tarde porque ya el verano entra en su recta final, pero este post sobre el protector solar viene perfecto en ese momento, sobre todo para deshacernos de ese mito de “la protección solar en verano que es cuando da el sol”. No señor, protección solar TODO el año y os cuento por qué.

El protector solar es tu pastor, nada te faltará.

Si me seguís y leéis este blog de cuando en vez y de vez en cuando, sabréis que suelo ser muy cruda y sincera tanto en las reviews como en muchas otras cosas (para acceder a ellas, tenéis que verme en Instagram cuando doy la cara jo,jo,jo). Cuando os digo que este es EL COSMÉTICO, es porque lo es. El primer post para smarties (si vais allí os cuento porque he llamado así a esta “sección”) digo que la crema hidratante es imprescindible para la piel, siempre y cuando sea la adecuada, pero el protector solar sí que debería ser el imprescindible número 1. Porque es posible vivir sin la piel hidratada pero con la piel manchada, jamais.

Verano, De Verano Plana Laicos, Aplanada, Flatlay

¿Qué es un protector solar?

Es un producto cosmético que seguramente ya conocerás porque nos acribillan con publicidad cada vez que el sol coge fuerza por allá, por Mayo- Junio. Tiene la capacidad de actuar como pantalla protectora y  contra la radiación solar para evitar problemas posteriores como envejecimiento prematuro, manchas y cáncer de piel (¡Sí! Cáncer de piel).

Los rayos UVA y UVB

Aquí vienen las dos principales razones por las que debes usar protección solar: Rayos UVA y UVB. Normalmente solíamos usar protectores para cubrirnos de la incidencia de los rayos UVB, que son los causantes del bronceado en la piel- y de las quemaduras también- principal razón para protegerse. Estas son más “inofensivas” porque son rayos filtrados en parte por la capa de ozono, pero igualmente alcanzan la capa más superficial de la piel y pueden causar manchas y el temido cáncer.

Ahora, los rayos UVA (Muy importante verificar que vuestro protector solar combata este tipo de radiación. Debe tener un pequeño logo con las letras UVA) son otro tema más delicado. Este tipo de radiación de onda larga atraviesa sin problema la capa de ozono y penetra la piel en la sombra y en un cielo con nubes, por tanto es la más peligrosa. Esta es la responsable de que la piel luzca deshidratada, avejentada y arrugada. Nadie quiere esto en su vida, ¿no? Pues a usar protector solar que igual puedes tener un bonito bronceado con él, si es lo que quieres.  *Eso de que si te proteges no vas a broncearte, es una mentira muy gorda*

Filtro Solar, Aerosol, Cuidado De La Piel

El SPF

Todos los protectores solares tienen un SPF, también conocido como “Factor de protección solar” , que mide la capacidad del protector para prevenir el daño UVB en la piel. Aún no hay medida contra los UVA, pero siempre y cuando sepamos que nos proteja da un poco igual.

Los Fototipos

Probablemente hayas escuchado sobre los fototipos. O no. Los fototipos son importantes para determinar el tiempo de protección de tu producto debido a que forma parte de una fórmula que os explicaré después. Estos nacen de la clasificación Fitzpatrick, que poseen seis fototipos determinados por la cantidad de melanina de la piel, así como algunas características físicas; se numeran del I al VI:

 

Fototipo I: Son aquellas personas con piel muy clara o nívea, usualmente rubixs, pelirrojxs, con pecas, cuya piel suele enrojecerse muy rápidamente al sol (10 minutos). Nunca se broncean.

Fototipo II: Son aquellas personas con piel muy clara, pueden tener cualquier color de cabello u ojos, con pecas, pero su piel puede tener un ligero bronceado, aunque igualmente puede enrojecerse al sol (20 minutos).

Fototipo III: Personas que pueden describirse como con piel amarilla o dorada. Pueden tener la piel enrojecida, pero su bronceado puede incrementarse con las exposiciones al sol a uno favorecedor. (30 minutos)

Fototipo IV: Pieles morenas claras. No son pieles que se quemen fácilmente (aunque tienen un mínimo riesgo) y se broncean sin esfuerzo. Las características físicas usuales en este fototipo es de cabellos y ojos oscuros.

Fototipo V y Fototipo VI: Ambos son muy similares. Al tener grandes niveles de melanina en la piel (similares a un SPF 10 incorporado genéticamente hahaha), las personas que encajan en este fototipo no se queman y tienen menos posibilidades de desarrollar manchas o arrugas.

¿Qué significan los números que acompañan las letras “SPF”?
Si el SPF mide el tiempo que podemos pasar al sol antes de llegar a alguna quemadura, los números son los indicadores para tenerlo claro. Para la fórmula en la que este número tiene sentido necesitamos dos datos, el primero es el número del SPF y el segundo los del tiempo de exposición máximo de tu fototipo.

Fototipos de la piel protector solar exposición al sol spf protector solar con color protector solar todo el año

Veamos: si el protector solar que tienes en casa es de 30 SPF y tu tienes el tipo de piel de Emma Stone, por ejemplo, eso significa que tu fototipo es el I y que mientras mayor el SPF, mejor. Lo podemos ver con la siguiente fórmula: Al tener el fototipo I significa que tu piel se quema a los 10 minutos de exposición (no hace falta que te quemes para probarlo, es un aproximado ¡Science, beach! xD) con este dato y la siguiente fórmula tendremos el tiempo que nos protege el protector solar:

Y (SPF de tu protector)   x Z(Tiempo en quemarse la piel de tu fototipo)   / 60 minutos =

                    YZ (Tiempo de protección de tu protector al sol)

Así:

30 SPF x 10 minutos / 60 minutos =  5 horas de protección del SPF 30 según tu fototipo I.

Si por ejemplo, tu fototipo es el de Lupita Nyongo, tendremos que:

30 SPF x 60 minutos / 60 minutos =  30 horas de protección del SPF 30 según tu fototipo VI.

 

Este cálculo en función de los minutos por fototipo puede variar, dependiendo de la zona geográfica (la incidencia de rayos solares es mayor en el ecuador/ciudades con altitud/ los polos) y de la estación del año. He tomado como referencia los minutos que toma a un fototipo para quemarse durante el verano, pero en relación a otras estaciones los minutos varían muy poco

Filtro Solar, Cuidado De La Piel, Protección, Loción

Tipos de protector solar

Existen los protectores físicos, químicos, water resistant y waterproof. Vamos por partes:

Los físicos: Son esos que te dejan como casper, literal. Son los de antes, los de siempre, esos que nuestras madres nos colocaban en la cara y cuerpo para ir a la playa, que tapaban no solo la incidencia del sol sino nuestro rostro en sí. Estos bloqueadores, son de los más efectivos pero no son muy prácticos para las que somos adictas al maquillaje o para aquellas que gustan de ir a cara lavada con aspecto natural (se ve fatal, vamos).

Los químicos: Son los “modernos”, esos que ya no dejan la molesta capa blanquecina sobre la piel, que se absorben tras la aplicación y se evaporan rápidamente. Por la existencia de este protector nació eso de “hay que reaplicar cada dos horas” para la eficacia del producto (lo comentaremos más adelante). Deben aplicarse 20 minutos antes de salir y antes de maquillarse para evitar que se evaporen y pierdan propiedades, respectivamente.

Además de los anteriores existen variaciones perfectas para el verano, playa y piscina, la diferencia radica su durabilidad. Los protectores resistentes al agua o water resistant están formulados para resistir la incidencia de los rayos solares bajo el agua por 40 minutos, mientras que los waterproof lo hacen por 80, el doble. Es necesario reaplicar siempre que se salga del agua varias veces del agua.

Además de lo anterior, es posible conseguir varios formatos de protector solar, en gel, crema, aerosol, aceite, con color  o incluso siliconados tipo primer. Puedes comprar siempre dependiendo de tu comodidad. Yo por ejemplo tengo tres de uso común en mi día a día: un protector para piel grasa y tendencia acnéica, uno con color de Isdin y un aerosol de Isdin resistente al agua para la playa/piscina. (Tenéis la review por aquí)

Escribir, Postales, Felicitaciones, Tomar El Sol

¿Cómo, cuánto y cuándo debo usar protector solar?

Empezaré como el cuando y voy a ser muy enfática: SIEMPRE. ¿Hay sol todo el año? Si. Entonces TODO EL AÑO se usa protector solar, sin excusas, sin dar más vueltas. Sobre el cómo y la cantidad es bastante variable. En principio, si sales de casa deberías usarlo en el cuerpo, si eres de fototipo I, II y por supuesto siempre en el rostro. La aplicación es tal y como lo harías con una crema cualquiera y la cantidad es libre. Recuerda que si usas muy poco (el tamaño de un guisante) la protección será mínima, no se trata de que uses una cucharada de protector como he leído por allí, pero sí tratar de que abarque tu cara y cuello al completo.

Como todxs tenemos tamaños distintos en la zona del rostro y cuello, lo ideal es que lo midas aplicando pequeñas cantidades de producto por zonas y creando una capa consistente pero no visible. Es difícil de explicar, pero no seas tacañx con la cantidad porque esa capa mañanera que colocas en tu piel puede protegerte todo el día. ¿Prefieres eso o reaplicar cada dos horas? Obviamente prefiero ser práctica y aplicar una buena capa, esperar 20 minutos, maquillarme y salir.

Bloqueador Solar, Gafas De Sol, Cuidado De La Piel

El protector solar y el maquillaje

Para mí, que amo el maquillaje, el protector siempre está presente en el tocador. No es complicado, tienes tres opciones:

  1. Aplicar la hidratante, esperar unos 10 minutos (Yo me levanto, me lavo la cara y pum! hidratante. Luego voy a desayunar.) Después de eso, paso al protector y espero otros 5 -10 minutos hasta que se asiente (aprovecho para cambiarme, arreglar cosas que necesito llevar al trabajo, escoger el makeup). Comienzo a maquillarme después de eso. Sé que pasa mucho tiempo, pero si tienes tiempo libre como yo, es lo mejor. ¡Y no hay que reaplicar si eres generosa con el protector!
  2. Hacer “layering”. Esto significa que cada producto antes de los polvos, contenga algún tipo de SPF. Esto no aplicaría para los fototipos más sensibles como el I y II pero si para los siguientes. Por ejemplo, coloca una hidratante de SPF 15 y compleméntala con una base de maquillaje con el mismo SPF. Si tienes un fototipo como el mío (III) tu protección es de 7.5 horas mínimo en dos capas.
  3. Hacerte con un protector solar con color que te proteja y te de un acabado ligero y natural como maquillaje. Es lo que estoy haciendo últimamente con el Fusion Water Color de Isdin ¡Con protección 50!

Más vale prevenir que curar. Mis consejos y desmontando mitos

Como he dicho, el protector solar es el único producto que retrasa el envejecimiento y su uso debería ser todo el año. Si usas una capa generosa en las mañanas antes de salir (esperando los 20 minutos en casa antes de que se evapore fuera) te ahorrarás las famosas reaplicaciones cada 2 horas que son- en parte -producto del capitalismo para que compres muchos botes de protector y también recomendaciones de médicos que saben que por alguna razón solo nos aplicamos el 30% de protector que necesitamos. Pero al final, ¿Vale más gastar en botes de protector solar o prevenir que te arrugues y tengas cáncer de piel?

Suena grave, pero la realidad es que el cáncer de piel tiene una sola razón y está en nuestra mano evitarlo. No lo vale ese bronceado de verano que se te escapará en la ducha en 3 días, ni ponerte ese vestido y lucir como Halle Berry. la buena noticia es que con protector solar puedes lucir esas piernas de morenaza sin pasar como colador de rayos UVB y UVA.

Bloqueador Solar, Cuidado De La Piel, Piel Sana

Para finalizar espero no haberos dado mucho la tabarra con este post, pero desde que uso protección solar diaria desde hace 10 años he notado que mi piel ya no tiene tantas manchas, que mis granitos se curan más rápido, que no me gasto mucho tiempo en hacerlo y que seguro en 15 años mis 45 años me lo agradecerán ;). Espero que os haya gustado y que lo compartáis si lo conseguís útil.

 

¡Envíaselo a esa amiga que le da pereza usar protector solar!

  1. Ufff!!! Pues yo me olvidó o me da pereza!!! Estoy en ello… me resulta difícil encontrar el adecuado ya que odio las sensaciones grasosas en la piel… sobre todo antes del maquillaje

  2. Muy buen post y completito! Yo lo que pasa es que solo tengo 30min para salir de casa y no me da tiempo de ir esperando entre hidratante, protector, maquillaje. Yo me lo echo casi todo de golpe (hidratante, espero 5min, protector, espero 10min, maquillaje) ahi, a lo bestia. Y como tengo la piel seca… pues esa sensación aceitosilla hasta que todo se asienta la agradezco jajaja! Sé que no es lo correcto peeeero… no me da la vida pa’ más! Saludos!!

    1. Jajajaja pues mira, Cristina, no es una ley la espera entre productos, pero vamos, es una recomendación (casi obligada) Pero… ¿Sabes qué? lo importante es que lo uses y que sepas que es vital que lo uses siempre. Así que un 10 para ti! 🙂 Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, espera...

¡Gracias por leer madridvenek.com!

Si quieres tener la actualización de los calendarios de adviento, revistas o sobre los nuevos post. No dudes en darte de alta ¡No hago SPAM! ;) Si ingresas tus datos aquí, recuerda que están protegidos por el nuevo RGPD